Copyright 1995 NLCIFT


20 de julio de 1994

Diario Oficial

NORMA Oficial Mexicana NOM-002-STPS-1994, Relativa a las condiciones de seguridad para la 
prevención y protección contra incendio en los centros de trabajo.

Al margen un sello con el Escudo Nacional, que dice: Estados Unidos Mexicanos.- Secretaría del Trabajo 
y Previsión Social.

NORMA OFICIAL MEXICANA: NOM-002-STPS-1994. RELATIVA A LAS CONDICIONES DE 
SEGURIDAD PARA LA PREVENCION Y PROTECCION CONTRA INCENDIO EN LOS CENTROS 
DE TRABAJO.

MANUEL GOMEZPERALTA DAMIRON, Secretario del Trabajo y Previsión Social, con fundamento en 
los articulos 16, 40 fracciones I y XI de la Ley Orgánica de la Administracion Publica Federal; 512, 523 
fracción I, 524 y 527 último párrafo de la Ley Federal del Trabajo; 3o. fracción XI, 38 fracción II, 40 
fracciones I y VII, 41 a 47 y 52 de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización; 2o., 3o. y 5o. del 
Reglamento General de Seguridad e Higiene en el Trabajo y 5o. del Reglamento Interior de la Secretaría 
del Trabajo y Previsión Social, y
CONSIDERANDO
Que con fecha 2 de julio de 1993, en cumplimiento de lo previsto en el artículo 46 fracción I de la Ley 
Federal sobre Metrología y Normalización, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social presentó al Comité 
Consultivo Nacional de Normalización de Seguridad, Higiene y Medio Ambiente Laboral, el Anteproyecto 
de la presente Norma Oficial Mexicana:
Que en sesión de fecha 7 de julio de 1993 el expresado Comité consideró correcto el Anteproyecto y 
acordó que se publicara como Proyecto en el Diario Oficial de la Federación;
Que con fecha 15 de julio de 1993, en cumplimiento del acuerdo del Comité y de lo previsto en el artículo 
47 fracción I de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, se publicó en el Diario Oficial de la 
Federación el Proyecto de la presente Norma Oficial Mexicana a efecto de que dentro de los siguientes 90 
días naturales a dicha publicación los interesados presentaran sus comentarios al Comité Consultivo 
Nacional de Normalización de Seguridad, Higiene y Medio Ambiente Laboral;
Que habiendo recibido comentarios de Compañía Importadora de Materiales y Equipo de Emergencia, 
S.A. de C.V., Cámara Nacional de la Industria Hulera, Du pont, S.A. de C.V., Confederación Nacional de 
Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos, el Comité Consultivo Nacional procedió a su 
estudio y resolvió sobre los mismos en sesión de fecha 26 de octubre de 1993;
Que con fecha 16 de marzo de 1994, en cumplimiento de lo previsto en el artículo 47 fracción III de la 
Ley Federal sobre Metrología y Normalización se publicaron en el Diario Oficial de la Federación las 
respuestas otorgadas a los comentarios recibidos;
Que en atención a las anteriores consideraciones y toda vez que con fecha 26 de octubre de 1993 el Comité 
Consultivo Nacional de Normalización de Seguridad, Higiene y Medio Ambiente Laboral otorgó la 
aprobación respectiva, se expide la siguiente:
Norma Oficial Mexicana NOM-002-STPS-1994, Relativa a las condiciones de seguridad para la 
prevención y protección contra incendio en los centros de trabajo.
1. Objetivo.
Establecer las condiciones de seguridad para la prevención contra incendio en los centros de trabajo y 
protección de los trabajadores.
1.1 Campo de aplicación.
La presente NOM-STPS- se aplica en los centros de trabajo en donde las mercancías, materias primas, 
productos o subproductos que se manejen en los procesos, operaciones y actividades que impliquen riesgo 
de incendio.
2. Referencias.
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.  Artículo 123, apartado "A", fracción XV.
Ley Federal del Trabajo, artículos 512 y 527.
Reglamento General de Seguridad e Higiene en el Trabajo, título tercero.
3. Requerimientos.
3.1 El patrón debe:
a)	Conocer el grado de riesgo de cada una de las sustancias que se manejan en su centro de trabajo.
b)	Disponer las medidas específicas de prevención y protección para evitar incendios.
c)	Establecer por escrito un programa de prevención, protección y combate contra incendio.
d) 	Informar a los trabajadores y a la Comisión Mixta de Seguridad e Higiene del riesgo e indicarles 
las medidas específicas para evitar incendios.
e)	Proporcionar a los trabajadores la capacitación y adiestramiento para la prevención, protección y 
combate de incendios.
f)	Hacer del conocimiento de la Comisión Mixta de Seguridad e Higiene, de los trabajadores y de la 
autoridad laboral, cuando ésta lo requiera, el programa de prevención, protección y combate contra 
incendios.
g) 	Dotar el equipo de protección personal a la brigada, bomberos o cuadrillas contra incendio.
h)	Establecer por escrito un plan de emergencia para evacuación en caso de incendio, que incluya su 
difusión, entrenamiento y la verificación de su aplicación, así como disponer de un sistema de alarma 
audible y/o visible para advertir al personal en caso de emergencia.
i)	Mantener identificadas las mercancías, materias primas, productos o subproductos con señales de 
seguridad de acuerdo a las normas oficiales mexicanas.
j) 	Establecer por escrito los procedimientos de operación y seguridad necesarios en las áreas, 
locales o edificios en donde se manejen mercancías, materias primas, productos o subproductos para 
prevenir los riesgos de incendio y proporcionarlos a los trabajadores.
3.2 Los trabajadores deben:
a) 	Cumplir con las medidas de prevención, protección y combate contra incendios establecidas por 
el patrón.
b) 	Participar en las actividades de capacitación y adiestramiento de prevención, protección y 
combate de incendios.
c) 	Prestar sus servicios de auxilio en cualquier tiempo que sea necesario.
4. Requisitos.
4.1 El Programa de Prevención, Protección y Combate de Incendios debe contener como mínimo:
a)	Los métodos y procedimientos de seguridad para realizar aquellas operaciones y actividades que 
implican riesgo de incendio.
b)	La selección y ubicación del equipo de extinción de acuerdo a las sustancias que se manejen en 
los centros de trabajo.
c)	La señalización de las zonas de riesgo, del equipo contra incendio y de las salidas de emergencia.
d)	El adiestramiento para el uso del equipo contra incendio y las prácticas de salida de emergencia.
e)	La capacitación y adiestramiento específico según el grado  de riesgo para las brigadas, cuerpo de 
bomberos o cuadrillas contra incendio.
f)	El código de señalización visual y audible para la ejecución del programa.
g)	Para el caso que implique alto riesgo de incendio, el manejo y utilización de herramientas 
adecuadas al trabajo y el equipo de protección personal que evite la generación de chispas.
h)	Someter el equipo de extinción a mantenimiento y control que aseguren su funcionamiento, 
llevando un registro con al menos la siguiente información: fecha de adquisición, inspección, revisión de 
cargas, recargas y pruebas hidrostáticas.
4.2 Para determinar el grado de riesgo en el centro de trabajo, ver anexo.
4.3 De las condiciones de aislamiento de las áreas, locales o edificios con alto riesgo de incendio.
4.3.1 El aislamiento de las áreas, locales o edificios debe hacerse separando éstos por distancias o por 
pisos, muros o techos resistentes al fuego y/o equipo de prevención de combate de incendios, uno u otro 
tipo de separación, debe seleccionarse y determinar sus dimensiones tomando en cuenta los procesos o 
actividades y las mercancías, materias primas, los productos o subproductos que se fabriquen, almacenen o 
manejen.
4.3.2 Las áreas, locales o edificios destinados a la fabricación, almacenamiento o manejo de mercancías, 
materias primas, productos o subproductos, que impliquen alto riesgo de incendio, deben cumplir con lo 
siguiente:
a)	Ser de materiales resistentes al fuego.
b)	Con la ventilación que técnicamente se requiera para evitar el riesgo de explosión y estar 
conectados eléctricamente a tierra.
c)	Aislados de cualquier fuente de calor que técnicamente evite el riesgo de incendio o explosión.
d)	Con instalación y equipos eléctricos de conformidad con lo que establecen las normas para 
instalaciones eléctricas.
e)	Los equipos capaces de generar electricidad estática deben estar técnicamente conectados a tierra, 
de acuerdo a la NOM - 022-STPS.
f)	Se debe restringir el acceso a toda persona no autorizada.
g)	En la entrada e interior de los locales, se deben colocar en lugares visibles señales que indiquen 
prohibición, acción de mando, precaución, información según el peligro especificado.  Esta señalización 
debe ser de conformidad con la Norma Oficial Mexicana correspondiente en vigor.
h)	Contar con los dispositivos de seguridad necesarios de acuerdo a su riesgo.
i)	Limitarse las cantidades de dichos materiales a las estrictamente requeridas para dichos procesos.
j)	Disponer de recipientes de seguridad con tapa, que ajuste de tal forma, que no permita que escape 
ningún fluido, para depositar en ellos los desperdicios de alto riesgo de  incendio y éstos deben eliminarse 
o almacenarse en cantidades que no representen riesgo para los trabajadores, en lugares específicos para 
tal fin.
4.3.3 Los materiales pirofóricos deben almacenarse en recipientes que contengan sustancias inhibidoras en 
cada caso, en cantidad suficiente para que los cubra totalmente, aislándolos de todo contacto con el aire u 
otras sustancias con las cuales puedan reaccionar.
4.3.4 Los materiales explosivos, en su almacenamiento y manejo, deben ser aislados de conformidad con 
lo que establece el Reglamento General de Seguridad e Higiene en el Trabajo.
4.3.5 El almacenamiento de mercancías, materias primas, productos o subproductos que impliquen  riesgo 
de incendio, debe hacerse en base a un análisis específico del riesgo para determinar las medidas como 
son: aislamiento, separación, instalaciones, equipos, procedimientos y prácticas para prevenir y combatir 
incendios. 
4.3.6 Para el tipo de aislamiento seleccionado, se deben determinar sus dimensiones tomando en cuenta 
las características de riesgo de las mercancías, materias primas, productos o subproductos de que se trate.
4.3.7 En las áreas, locales o edificios donde se manejen o almacenen sólidos altamente combustibles, que 
generen polvos o fibras en suspensión en el aire, referidos en el anexo, deben instalarse en sus fuentes de 
origen, de acuerdo a su grado de riesgo, sistemas que técnicamente se requieran para el control de dichos 
materiales.
4.3.8 Los recipientes fijos que almacenen las sustancias comprendidas en esta Norma, excepto sólidos 
altamente combustibles deben:
a)	Contar con dispositivos de relevo de presión que deben descargar hacia otros lugares donde no 
provoquen incendio o explosión.
b)	Estar en lugares que tengan contenedores y drenajes que impidan el derrame accidental fuera de 
estos lugares; los contenedores y drenajes deben estar de acuerdo al volumen y naturaleza de las sustancias 
almacenadas para su control, tomando en cuenta el radio de afectación por el tipo y cantidad de la 
sustancia almacenada para evitar la generación y propagación a otras áreas.
4.3.9 De las salidas normales y de emergencia, pasadizos, corredores, rampas, puertas y escaleras de 
emergencia.
En los centros de trabajo todas las áreas, locales y edificios deben tener:
a)	Salidas normales y de emergencia para permitir desalojar a los trabajadores en un tiempo 
máximo de tres minutos, así como estar libres de obstáculos.
b)	En las áreas locales y edificios deben tener salidas de emergencia, en el caso de que el tiempo 
para desalojar a los trabajadores por las salidas normales sea superior a tres minutos o cuando sólo exista 
una salida normal, con las características siguientes:
b.1 Dar acceso a espacios libres de riesgos de incendio.
b.2 Identificar mediante avisos y señales visibles la dirección y ubicación de las mismas en forma 
permanente, aun en caso de fallas de energía eléctrica.
4.3.10 Los elevadores no deben ser considerados salidas de emergencia y en ellos se debe colocar un aviso 
que indique:
"NO SE USE EN CASO DE INCENDIO"
4.3.11 Las puertas de las salidas de emergencia deben:
a)	Abrirse en el sentido de la salida, y contar con barra de pánico.
b)	Poder abrirse fácilmente por cualquier trabajador, para lo cual deben estar libres de candados, 
picaportes o cerraduras con seguros puestos durante sus labores.
c)	Comunicar a un descanso, en el caso de dar acceso a una escalera.
4.3.12 Los pasadizos, corredores, rampas y escaleras de emergencia deben:
a)	Considerarse parte o elemento de las salidas de emergencia.
b)	Ser de materiales resistentes al fuego.
c)	Estar libres de obstáculos que impidan el tránsito de los trabajadores.
d)	Dar acceso a espacios libres de riesgo de incendio o explosión.
e)	Identificarse con avisos y señales visibles que indiquen la dirección y ubicación de los mismos.
f)	Tener la iluminación, natural o artificial, permanente.
g)	Tener las dimensiones que permitan desalojar a los trabajadores en un tiempo máximo de tres 
minutos.
4.4 Del equipo para la extinción de incendio.
4.4.1 Los centros de trabajo deben estar provistos de equipo para la extinción de incendio en relación al 
grado de riesgo y la clase de fuego que entrañen las mercancías, materias primas, productos o 
subproductos que se almacenen, manejen o transporten en ellos.
4.4.2 Los equipos de extinción de incendios en los centros de trabajo se clasifican en:
a)	Por su tipo:
A.1 Portátiles.
A.2 Móviles.
A.3 Fijos, que puedan ser manuales, semiautomáticos, automáticos y
A.4 Carrotanque.
b)	Por el agente extinguidor que contienen.
4.4.3 Los agentes extinguidores deben estar en relación a:
a)	Grado de riesgo.
b)	Clase de fuego.
c) Cantidad de las sustancias manejadas en el centro de trabajo.
4.4.4 En las áreas, locales y edificios con grado de riesgo:
a)	Alto, por cada 200 m2 de superficie o fracción del área de riesgo se debe instalar  como mínimo 
un extintor portátil en base a un análisis específico, según el tipo de combustible, la capacidad del extintor 
será de acuerdo a la cantidad de sustancia almacenada o utilizada. En todos los centros de trabajo, 
clasificados en alto riesgo, independientemente de la superficie construida o de su altura, se debe instalar 
además un sistema fijo contra incendios.
b)	Medio, por cada 300 m2 de superficie o fracción se debe instalar, como mínimo, un extintor 
portátil en base a un análisis específico, según el tipo de combustible, la capacidad del extintor será de 
acuerdo a la cantidad de sustancia almacenada o utilizada. Cuando el área de riesgo ocupe una superficie 
construida igual o mayor a 2000 m2, el análisis determinará si se instala además  un sistema fijo contra 
incendios.
c)	Bajo, por cada 600 m2 de superficie o fracción se debe instalar, como mínimo un extintor 
portátil, en base a un análisis específico según el tipo de combustible; la capacidad  del extintor será de 
acuerdo a la cantidad de sustancia almacenada o utilizada,  cuando el área de riesgo ocupe una superficie 
construida igual o mayor a 4000 m2 el análisis determinará si se instala además un sistema fijo contra 
incendio. 
4.4.5 En la instalación de los equipos se debe cumplir con lo siguiente:
4.4.5.1 Portátiles manuales:
a)	Colocarse a una distancia no mayor de 15 m de separación entre uno y otro.
b)	Colocarse a una altura máxima de 1.50 m medidos del piso a la parte más alta del extintor.
c)	Colocarse en sitios donde la temperatura no exceda de 50 C y no sea menor de 0 C.
d)	Señalarse en donde se coloque de acuerdo a la Norma Oficial Mexicana correspondiente en vigor.
e)	Cumplir con las normas oficiales mexicanas correspondientes en vigor.
4.4.5.2 Móviles:
a)	Estar protegidos de la intemperie.
b)	Colocarse en lugares visibles, de fácil acceso y libres de obstáculos.
c)	Colocarse en sitios donde la temperatura no exceda de 50 C y no sea menor de 0 C.
d)	Señalarse su colocación de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana correspondiente en vigor.
e)	Cumplir con las normas oficiales mexicanas correspondientes en vigor.
4.4.5.3 Fijos:
a)	Estar protegido de la intemperie.
b)	Colocar los dispositivos que deban operarse manualmente, en sitios de fácil acceso y libres de 
obstáculos.
c)	El sitio donde se coloquen los dispositivos de operación debe estar señalado de acuerdo a la 
Norma Oficial Mexicana correspondiente en vigor.
d)	Tener una fuente autónoma para el suministro de energía.
e)	En el caso de los sistemas automáticos deberán contar con un control manual para iniciar su 
funcionamiento del sistema, en caso de fallas.
5. Definiciones de los términos técnicos empleados en esta Norma.
Agente extinguidor:
Agente en estado sólido, líquido o gaseoso, que en contacto con el fuego en la cantidad adecuada, apaga a 
éste.
Barra de pánico:
Es un dispositivo en forma de barra que al  aplicar una fuerza libera el picaporte y permite la apertura de 
la puerta en el sentido de la salida.
Construcción resistente al fuego:
Tipo de construcción en la cual las partes estructurales, muros de carga, columnas, trabes, losas, 
incluyendo muros, divisiones y canceles, son de materiales no combustibles con grado de resistencia al 
fuego de 3 a 4 horas para elementos estructurales en edificios de más de un piso  y de 2 a 3 horas para 
elementos estructurales en edificios de un piso.
Combustibles:
Son los materiales sólidos, líquidos o gaseosos que arden al combinarse con un comburente y en contacto 
con una fuente de calor y con un punto de inflamación mayor a 37.8 C.
Dispositivos de relevo de presión:
Mecanismo diseñado para permitir la liberación de sobre-presiones en un contenedor.
Equipo contra incendio:
Conjunto de aparatos y dispositivos que se utilizan para la prevención, control y combate de incendios.
Equipo eléctrico a prueba de explosión:
Equipo requerido para emplearse en las áreas peligrosas clasificadas en las normas para instalaciones 
eléctricas.
Explosión:
Expansión violenta de gases que se producen por una reacción química, por ignición o por calentamiento 
de algunos materiales que dan lugar a fenómenos acústicos, térmicos y mecánicos; cuando esto ocurre 
dentro de un recipiente o recinto existe la posibilidad de ruptura por el aumento de presión.
Explosivos:
Las materias que por reacción química, por ignición o calentamiento, producen una explosión.
Extintor portátil o móvil:
Es el equipo portable para combatir conatos de incendios que contiene un agente extinguidor que es 
expulsado por la acción de una presión interna y que por sus características es recargable, con o sin ruedas 
dependiendo de su peso bruto.
Fuegos clase A, B, C y D:
Fuego clase A:
Son fuegos en materiales combustibles ordinarios como son: madera, papel, derivados de celulosa, telas, 
fibras, hule y muchos plásticos.
Fuego clase B:
Son los fuegos en materiales combustibles derivados de los hidrocarburos y en líquidos y gases 
inflamables como: aceites, grasas, ceras, pinturas: base aceite (base disolvente), lacas, alquitrán, butano, 
propano, hidrógeno, etc.
Fuego clase C:
Son los fuegos donde se incluyen aquellas situaciones con las cuales se involucran equipos energizados 
eléctricamente.
Fuego clase D:
Son los fuegos en metales combustibles tales como: magnesio, titanio, zirconio, sodio, litio y potasio.
Incendio:
Fuego que se desarrolla sin control en el tiempo y el espacio.
Inflamable:
Se asigna a un material líquido o gaseoso que tenga un punto de inflamación menor de 37.8 C.
Líquido:
Cualquier material que tiene una fluidez mayor a 300 penetraciones en asfalto.
Líquido inflamable:
Es un líquido que tiene un punto de inflamación abajo de 37.8 C y una presión de vapor no mayor de 
2068.6 mm Hg a 37.8 C.
Líquido combustible:
Es un líquido que tiene un punto de inflamación igual o mayor de 37.8 C.
Material resistente al fuego:
Se asigna a un material no combustible, que sujeto a la acción del fuego no lo transmite ni genera humos o 
vapores tóxicos ni falla mecánicamente por un periodo de dos a cuatro horas, según los esfuerzos a los que 
es sometido.
Mercancía:
Combinación de productos, materiales de empaque, embalaje y/o contenedores.
Pirofóricos:
Son todos aquellos que en contacto con el aire reaccionan violentamente con desprendimiento de grandes 
cantidades de luz y calor.
Punto de inflamación:
Es la temperatura mínima de un líquido, a la cual se genera suficiente vapor para producir una mezcla 
comburente con el aire, cerca de la superficie del líquido o dentro del recipiente usado para realizar esta 
determinación, según la prueba, procedimiento y aparato usado en el método de copa cerrada.
Punto de ebullición:
Es el punto en donde un líquido empieza a hervir según el procedimiento establecido en la Norma Oficial 
Mexicana correspondiente.
Salida de emergencia:
Salida independiente de las de uso normal que se emplea para evacuar al personal en caso de peligro.
Sólidos altamente combustibles:
Son aquéllos que por su forma o composición pueden arder sin un calentamiento apreciable.
ANEXO
Determinación del grado de riesgo.
Para determinar el grado de riesgo en el centro de trabajo, se hace en base a la temperatura del punto de 
inflamación y el punto de ebullición de los líquidos y materiales combustibles, así como de la capacidad de 
propagación del fuego de éstos.
El propósito de esta clasificación es el proveer un sistema uniforme para la clasificación de líquidos 
inflamables y combustibles. Este sistema de clasificación no se aplica para espumas, nieblas y líquidos 
atomizados, como tampoco para líquidos que tengan bajo punto de inflamación, pero que puedan arder 
bajo ciertas condiciones, por ejemplo: algunos hidrocarburos halogenados y mezclas que contengan 
líquidos inflamables o combustibles.
Clasificación de los líquidos:
a)	 CLASE I  
Son todos los líquidos con punto de inflamación menor a 37.8 C y pueden subdividirse de la manera 
siguiente:
CLASE IA
Incluye todos los líquidos con punto de inflamación abajo de 22.8 C y punto de ebullición abajo de 37.8 C
CLASE IB
Incluye todos los líquidos con un punto de inflamación abajo de 73 C y un punto de ebullición arriba de 
37.8 C
CLASE IC
Incluye todos los líquidos con punto de inflamación de 22.8 C o más, pero abajo de 37.8 C
b)	CLASE II
Incluye a todos los líquidos con punto de inflamación de 37.8 C o más, pero abajo de 60 C.
c)	CLASE III
Incluye a todos los líquidos con punto de inflamación de 60 C o más y pueden subdividirse como sigue:
CLASE IIIA
Líquidos con punto de inflamación de 60 C o más, pero abajo de 93.4 C.
CLASE IIIB
Líquidos con punto de inflamación igual o mayor de 93.4 C.
El grado de riesgo en el centro de trabajo:
Se clasifican en tres grados de riesgo:
a)	Bajo (mínimo)
Son centros de trabajo con riesgo bajo, aquellos donde existen materiales combustibles que producen fuego 
clase A y cuya cantidad incluyendo mobiliario, decoración, etc.; sea baja y su punto de inflamación sea 
mayor de 93 C. Se incluyen algunos edificios, casas, departamentos, condominios, áreas, etc; ocupadas 
como oficinas, salones de clases, iglesias, salas de reuniones, etc. Esta clasificación supone que la mayoría 
del contenido de estos centros de trabajo son materiales y objetos no combustibles y se encuentran 
distribuidos de manera tal que el fuego no se propague rápidamente. Pequeñas cantidades de materiales 
inflamables que producen fuego clase B usados en máquinas duplicadoras, imprentas y departamentos de 
arte etc., están considerados en esta clasificación pero deben estar almacenados en recipientes cerrados y 
guardados en forma segura.
b)	Medio (ordinario).
Son centros de trabajo con riesgo medio u ordinario aquellas localidades donde se fabriquen y/o manejen 
mercancías, materias primas, productos, subproductos, etc., cuyo punto de inflamación sea menor de 93 C 
y las cantidades totales de combustibles que produzcan fuego clase A e inflamables fuego clase B 
presentes, sea mayor que la especificada en la clasificación de localidades de bajo riesgo. Estos centros de 
trabajo pueden ser: oficinas, salones de clases, tiendas o almacenes mercantiles y de productos 
relacionados o conexos, manufactura ligera, operaciones de investigación, agencias y lotes de automóviles, 
estacionamientos, talleres o áreas de servicio de soporte para centros de trabajo con bajo riesgo y 
almacenes conteniendo materias primas, materiales, mercancías, productos o subproductos, tales como: 
alimentos, bebidas, productos de vidrio, productos metálicos, polvos y paneles inertes y algunos no 
combustibles y que puedan o no estar sobre tarimas o plataformas combustibles. Estos materiales pueden 
también estar embalados o empacados en cajas de cartón corrugado normal, huacales, contenedores 
combustibles con o sin tarimas o plataformas. Como ejemplo de estos últimos se pueden citar: lámparas 
incandescentes o fluorescentes, alambre para bobinas de radio en sus respectivos empaques de cartón.
c)	Alto (extra).
Son centros de trabajo con riesgo alto o extra, aquellas localidades donde se fabriquen, almacenen o 
manejen cualesquier mercancías, materias primas, productos, subproductos,, como:
a.- Líquidos y gases con punto de inflamación igual o menor de 37.8 C.
b.- Polvos o fibras combustibles en suspensión.
c.- Materiales pirofóricos.
d.- Explosivos.
e.- Materiales que aceleren la velocidad de reacción química que genere calor o aquéllas otras que al 
combinarse impliquen riesgo de incendio o explosión.
También son centros de trabajo con riesgo alto, donde las cantidades totales de combustible producen 
fuego clase A e inflamables fuego clase B presentes en el almacenamiento, uso para producción y/o 
producto terminado o subproducto, sea mayor que la especificada en la clasificación de localidades de 
riesgo medio. Estos centros de trabajo pueden ser: madererías, carpinterías y conexos, talleres de 
reparación y servicio de vehículos, aviones, barcos, lanchas, salones de exposición o muestras de uno o 
varios productos, salones o centros de convenciones y muestras, almacenamiento y procesos de 
manufactura tales como pintura, inmersión, recubrimiento y manejo de líquidos inflamables. También 
incluye el almacenaje y/o depósito dentro de un proceso de otros materiales diferentes a los clasificados en 
el grado de riesgo medio (ordinario), como mercancías, productos, subproductos, etc., combustibles tales 
como: papel, cartón, artículos de piel, telas y textiles (naturales o de viscosa), productos de madera, 
líquidos no inflamables en contenedores de plástico y algunos plásticos como los fluoroplásticos, 
melaminas, fenólicos, polivinílicos, urea-formaldehído, etc. También entran dentro de esta clasificación 
los productos mencionados en los grados de riesgo bajo (mínimo) y medio (ordinario) que contienen una 
cantidad apreciable de plásticos o empaques de estos plásticos (ABS, acrilicosacetálicos, hule butilo, 
EPDM, FRP, ABR, PET, policarbonato, PVC, SAN, SBR, etc.); como ejemplos de este último tipo de 
mercancías podemos mencionar pequeños electrodomésticos, cintas y cartuchos, colchones con relleno de 
espumas expandidas, tableros automotrices, etc. Plásticos en presentaciones de hojuelas o pequeñas masas 
comprimidas o extruidas, tales como: (ECTFE, ETFE, FEP, hule natural o expandido, nilón o nylón, 
silicones, etc.), entran en esta clasificación.
6. Bibliografía.
Reglamento General de Seguridad e Higiene en el Trabajo. Título tercero (de la Prevención y Protección 
Contra Incendios); capítulo I (de los edificios, aislamientos y salidas), artículos 12 al 19; capítulo III (de 
los simulacros y de las brigadas, cuerpo de bomberos o cuadrillas contra incendio, artículos 30 al 34. 
Publicado en el Diario Oficial de la Federación del 5 de junio de 1978.
National Fire Codes. Códigos Nacionales Contra el Fuego N.F.P.A. (Asociación Nacional de Protección 
Contra el Fuego); volumen 1 (Líquidos Inflamables); volumen 2 (Gases); volumen 3 (Combustibles 
Líquidos); volumen 8 (Equipo Manual y Portátil para Control del Fuego).
Organización Internacional del Trabajo; Reglamento Tipo de Seguridad en los Establecimientos 
Industriales (para Guía de los gobiernos y la industria), capítulo III (Prevención y protección contra 
incendios), Ginebra, 1950.
La vigilancia del cumplimiento de esta Norma Oficial Mexicana corresponde a la Secretaría del Trabajo y 
Previsión Social.
TRANSITORIOS
PRIMERO.- La presente Norma Oficial Mexicana entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el 
Diario Oficial de la Federación.
SEGUNDO.- Se deroga el Instructivo No. 2 relativo a las condiciones de seguridad para la prevención y 
protección contra incendio en los centros de trabajo, publicado en el Diario Oficial de la Federación el día 
12 de diciembre de 1991.
Sufragio Efectivo. No Reelección.
México, D.F., a los veinte días del mes de  junio de mil novecientos noventa y cuatro.- El Secretario del 
Trabajo y Previsión Social, Manuel Gómezperalta Damirón.- Rúbrica.